Aquella noche de domingo, miles de aficionados

Toda una leyenda del futbol americano. Joe Montana es recordado como uno de los mejores quarterbacks en la historia de la NFL. Entre muchos de sus éxitos está The Catch, la cual pasó a la historia como la mejor jugada del mariscal en toda su carrera deportiva. Este lunes, la jugada cumplió 40 años. Aquella noche de domingo, miles de aficionados en el Candlestick Park estaba a la expectativa de los últimos 58 segundos del partido entre San Francisco 49ers y Dallas Cowboys. San Francisco estaba en la tercera y 3 cuando el ovoide se puso en movimiento. Montana lo recibió y de inmediato se abrió para buscar a su receptor Dwight Clark. Al levantar la cara, se percató que tres defensores estaban a punto de detenerlo. Hizo una finta y una más para después lanzar el pase. Mientras tanto, Clark se estaba quitándose la marca pegajosa de la defensiva de Dallas. En un movimiento se colocó al fondo de la zona de anotación y al ver el ovoide enviado por Montana, saltó lo más alto que pudo para que, con la punta de sus dedos, capturara el pase. Los defensas de Cowboys no pudieron hacer nada y quedaron expectantes ante la épica atrapada de Clark y el milagroso pase de Montana que le daría la ventaja a los 49ers por 27-28. Aunque San Francisco tuvo que evitar que sus rivales anotaran en los pocos segundos que restaban. The Catch no sólo significó el pase de 49ers al Super Bowl XVI y su eventual victoria sobre Cincinnati, sino también el fin de la hegemonía de Cowboys en la NFL, así como el ascenso de Joe Montana como el quarterback histórico de San Francisco.
Artículo Anterior Artículo Siguiente